De la pericia caligráfica a la grafología

Hace unos meses dedicaba mis esfuerzos y atención a un asunto de acoso sexual mediante cartas manuscritas anónimas y ciberacoso (Tuenti, Face, mail, etc). Lejos estaba de imaginarme en qué depararía el asunto pues el acosador, aunque joven, era una pieza de armas tomar, que ejercía su poder utilizando satélites, estrellas y hasta la luna.

2013-04-06 16.13.10 A lo que vamos; lo que se presentaba como un mero caso pericial caligráfico, que conduciría al descubrimiento de la autoría de un escrito, habría de reconducirse y extenderse a un estudio sociolingüístico y grafológico del sujeto. Un sujeto que, por cierto, no escribía de su puño y letra, pero sí de su mente y dictado, pues en el caso de los manuscritos, tenía “negros”.

Un caso tan apasionante para una profesional, como angustioso para la víctima, y su familia, sin duda.

Siguen pintando paredes?

mafalda.escri

No lo puedo evitar, cada vez que veo un buen graffiti (un graffiti artístico, se entiende, no vandálico) remontarme a la niñez.

Fuimos las y los primeros graffiteros en nuestras casas, el portal, el colegio o los wc públicos. La idea no era delinquir, si acaso marcar territorio, como hacen los animales. Pero este tipo de “graffitero/a” era a quien menos se apreciad@. Inmediatamente venía alguien detrás para descalificar su conducta: “el burro do quiera que va, deja su huella”, o algo así.

2012-05-29 16.24.17

La intención impresa en las paredes era denunciar, acusar, elogiar, inmortalizar el amor. Echo de menos aquellos corazones atravesados por cupideñas flechas.

Obviamente, aquellos escritos apuntaban dos cosas: la necesidad de la comunicación y la germinación de las redes sociales. Y aquí seguiremos, como siempre, buscando paredes sobre las que manifestarnos, aunque ahora sean de led, de plasma, Tft.

Las plazas del pueblo se llaman ahora “FeisBuc”, y a sus muros acuden gentes de todas las edades, mal que nos pese, sumisamente, sea cual fuere el mensaje.

Mónica Bar. GC. mbc

Comunicación animal

Espiaba a comunicación entre unha persoa doente de alzheimer e o seu can, e non parei de sorprenderme. Quen estimulaba a quen, que linguaxe común falaban, que nível de comunicación sensorial acadarían para establecer esa simbiose harmónica envexable.
Xa escoitara sobre a estimulación da fala n@s bebés, pero nunca observara en vivo e en directo a capacidade de incidir no ánimo dunha persoa maior.

Gabinete Caligráfico MBC: – Pericias caligráficas de textos y firmas – Análisis documental – Lingüística Forense – Pericias caligráficas desde todos los soportes escritos; muros y paredes – Datación y análisis de tintas – Dictámenes por escrito en gallego y castellano gabinetecaligrafico@gmail.com / tfno.: 669 060 265 /

Meditaciones sociolingüísticas

Momentos de relax entre cuartilla y cuartilla. Nunca se sabe la dimensión y la perturbación que puede transmitir en una técnica como la que suscribe, el análisis lingüístico de un anónimo amenazador.

Intrincados designios del lenguaje, para los que hay que abrirse sendas en una selva amazónica. Y allí me fui, engatusada por un reportaje de los excelentes que emite “La 2”.

De biolinguisticawordpress

¿Que diría Saussure de la gramática Pirahá? La tribu indígena Pirahá vive en Brasil, junto al río Maici, un afluente del Amazonas;  muy alejados de cualquier influencia externa, con una única vía de acceso, restringido, mediante embarcación. Son una comunidad feliz que vive en armonía con su entorno natural. No creen en la necesidad de Dios, a quien consideran un forastero que un día quisieron llevarle unos misioneros, como el lingüista norteamericano Daniel Everett. El profesor no se podía creer que no necesitaran a Dios, ni a reyes, ni a tribunos, para vivir a gusto, con justo orden y en paz. Así que no consiguió su objetivo: convertirlos al cristianismo, y no sólo eso. El sentido común y la plenitud vital de los Pirahá convirtieron a Everett a su sensato ateísmo.

De su interesante convivencia de 30 años con los Pirahá, con idas y venidas a la civilización, Everett sacó en claro muchas enseñanzas de ese pueblo: además de su ya comentado ateísmo, la impredecible estructura de su lengua. No escriben ni leen, no hablan con términos abstractos, y carecen de numerales o relaciones de parentesco. Su cultura elemental, del día a día, sin pasado nin futuro marca una impronta en su linealidad comunicativa, que transporta a estadios muy primitivos, y al mismo tiempo muy prácticos.

Y volvemos con la eterna pregunta que ha dado lugar a cientos de escuelas lingüísticas. Que precede a qué, la lengua o la cultura. O mejor expresado, un modo de ser genera una lengua o viceversa. En el caso Pirahá, particularmente interpreto (si soy capaz de entender las investigaciones de Everett) que su innecesaria constancia histórica igualmente elimina la necesidad de de un pasado y un futuro. Es por eso que su gramática carece de esos tiempos verbales, y se aferra a la descripción de un único tiempo: el presente.

Pero con qué derecho hablo de primitivismo acerca de una lengua que tiene la versatilidad de emitirse en frases musicadas y podría plasmarse en pentagramas (aún por transcribir). Algo que puede recordar al silbido gomero, que no sé si Everett conoce. Es extraordinario. Los Pirahá entonan frases para darse pistas en las cacerías que siempre realizan colectivamente.

Las averiguaciones de Everett ha puesto paras arriba una de las teorías lingüísticas más firmes hasta el momento. Chomsky y sus devotas, entre las que me encontraba, están en pie de guerra.

Continuará…

Servicios ofrecidos por el Gabinete Caligráfico MBC: – Pericias caligráficas de textos y firmas – Análisis documental – Lingüística Forense – Pericias caligráficas desde todos los soportes escritos; muros y paredes –  gabinetecaligrafico@gmail.com / tfno.: 669 060 265 /